Un fin de semana bien aprovechado

El sábado 10 de julio, 10 voluntarios fuimos a la zona del río de Civís para terminar los trabajos de señalización vertical que iniciamos hace dos meses, siguiendo las indicaciones de la gente de Sant Joan Fumat.

Los voluntarios fueron: Ramon Bosch, Eusebio Garcia y Xavier Oliver, de Girona, que son los que más han trabajado en esta zona; Paco Penella, Josep Maria Vila y Mn. Xavier Pont, de Lleida; Oscar Tadeo, que vino de la Cerdanya; Ramon Camats, de Artesa de Segre; Enrique Tormo, de Barcelona, ​​y Jordi Piferrer, de Vilassar de Dalt.

Los trabajos de este fin de semana consistían en colocar letreros indicando el camino antiguo de Sant Joan Fumat a la Farga de Moles (Camino Real), y desbrozar estos caminos, repasando también las señales azules y amarillas.

Como dijimos en la noticia anterior de 16 de junio de 2021, tenemos bien localizado y señalizado el camino real, que era el camino que seguían los carabineros de frontera vigilando que nadie pudiera pasar hacia Andorra. Por otra parte tenemos también limpio y bien señalizado el camino de bajada desde la Collada de la Torre hasta el río de Civís, que era el que seguían los fugitivos y los contrabandistas.

Para los que quieran profundizar en los acontecimientos históricos que sucedieron en 1937 en esta zona del río de Civís es interesante que lean las páginas 115 a 128 del libro «Camino de Liberación«.

Al finalizar los trabajos fuimos a comer a la fonda la Masía, de Peramola, y después nos dirigimos a Pallerols donde Mn. Xavier celebró la Eucaristía. Allí encontramos un grupo de 35 chicos y monitores de los Clubes Lantegui y Noray, de Pamplona, ​​que están pasando 15 días haciendo excursiones por el camino Pallerols-Andorra. Algunos de estos chicos colaboraron en la colocación de un panel indicativo del tramo 2 del camino, que va desde Pallerols hasta la Ribalera.

Un día de trabajo muy intenso y lleno de satisfacción por haber podido colaborar en la señalización del camino, que ayudará a tanta gente de todo el mundo que de manera creciente acuden a Pallerols para hacer este recorrido hasta Andorra, siguiendo las pisadas de san Josemaría y de otras expediciones similares que seguían esta ruta.