El perdón en el cine

La V Jornada de Caminos de Libertad a través de los Pirineos, se ha celebrado el sábado 26 de noviembre en el Centre Cultural de Congresos – Auditori Rocafort, de Sant Julià de Lòria (Andorra).

Se presentaron tres ponencias, cargo de: Peio Sánchez, Jerónimo José Martín y José Maria Caparrós, que se desarrollaron desde las 15:30 a las 19:00 h.

A continuación adjuntamos un resumen del acto.

Presentación

Jordi Piferrer -uno de los vicepresidentes de la Asociación de Amigos del Camino de Pallerols de Rialb a Andorra– hizo la presentación de la V Jornada de Caminos de Libertad a través de los Pirineos, en sustitución de Magdalena López-Pinto que por indisposición de última hora no pudo hacerla, tal como estaba previsto inicialmente.

Adjuntamos un breve resumen de sus palabras:

La V Jornada de Caminos de Libertad a través de los Pirineos se enmarca en el recuerdo de la dura travesía por los Pirineos que hizo San Josemaría Escrivá de Balaguer a finales de noviembre de 1937 -precisamente estos días se cumplen 74 años-cuando buscaba ejercer su labor pastoral en libertad. Tanto antes como después de estos episodios, transmitió siempre un mensaje de amor a la libertad y de respeto al pluralismo, de convivencia, de reconciliación y de perdón. La transmisión de estos valores fue una constante en los escritos y la vida de san Josemaría.

Como él, muchas otras personas injustamente perseguidas en diferentes momentos de la historia han encontrado en estas montañas un camino de liberación. Y de todas ellas queremos mantener viva la memoria de los episodios de huida a través de los Pirineos -por motivos de conciencia de todo signo- debido a la intolerancia de personas con ideologías totalitarias.

Las jornadas anteriores las hemos dedicado a estudios geográficos de los caminos de evasión a través de los Pirineos, estudios históricos de muchas expediciones perseguidas por la intolerancia, hemos tratado sobre los guías, sobre la libertad de conciencia, sobre el fomento de la convivencia, y este año queremos tratar el tema del perdón. Y lo haremos siguiendo el lenguaje del cine.

Nos hablarán ampliamente de ello, unos especialistas de reconocido prestigio a quienes agradecemos su presencia.

En el descanso previsto -de las 17:40 a las 18:00- podréis adquirir un libro dedicado precisamente a este tema: Un hombre que sabía perdonar, de Francesc Faus. En Un hombre que sabía perdonar, Francesc Faus -que conoció personalmente a san Josemaría Escrivá de Balaguer- hace memoria de una faceta especialmente atractiva: la capacidad que tuvo este santo de perdonar, y su amor a la libertad.

Bienvenida

Terminada la presentación del acto, se dio paso a las palabras de bienvenida del Hble. Sr. Oliver Alís, Conseller d’Esports del Comú de Sant Julià de Lòria, y a continuación habló el muy Iltre. Ministro de Asuntos Exteriores del Gobierno de Andorra, Sr. Gilbert Saboya.

Las palabras de bienvenida de los Sres. Alís y Saboya fueron de agradecimiento por la labor de la Asociación de Amigos del Camino de Pallerols de Rialb a Andorra y de aliento para que continúen organizando en Andorra estas jornadas de Caminos de Libertad a través de los Pirineos. En este sentido se reafirmaron en dar toda clase de facilidades a actividades de este tipo que promueven el diálogo, la convivencia, el perdón y el respeto a la libertad de todos los ciudadanos.

Andorra se ha distinguido siempre por ser una tierra de acogida y de respeto a la pluralidad de pensamiento. Es por ello que alabaron nuestra actividad en la promoción de estos valores, tan propios también de este pequeño país de los Pirineos.

Finalmente, el ministro de Asuntos Exteriores de Andorra dedicó un cariñoso recuerdo a Magdalena López-Pinto, compañera de estudios en el IESE de Barcelona, que debía de haber hecho la presentación de este acto en nombre de la Associació d’Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra, pero que no pudo estar presente por enfermedad de última hora.

La 1 a Ponencia: Varias películas sobre experiencias de perdón en el ámbito espiritual-religioso

El Dr. Peio Sánchez, teólogo y director de la Muestra de Cine Espiritual, diseccionó con visión cinematográfica incisiva secuencias de películas comerciales. Asimismo subrayó las dimensiones antropológicas y morales -teológicas, en definitiva-que escapan a espectadores poco avezados. Su ponencia fue muy dinámica porque a medida que iba comentando las películas seleccionadas para esta Jornada, iba proyectando los clips de las escenas más significativas en donde se demostraba que, hoy por hoy, se siguen haciendo películas muy buenas, algunas de ellas candidatas a alguna nominación de los premios Oscar.

– Analizó la secuencia final de El gran Torino (2008), de Clint Eastwood. El protagonista, arisco a lo largo del film, reconoce finalmente su culpa en la muerte de inocentes en la guerra de Corea, y acepta -además de proteger a un muchacho desvalido- una muerte expiatoria, con fuerte conexión visual y conceptual, con la muerte en Cruz de Jesucristo, que nos plantea una pregunta: ¿es posible ofrecer perdón si un sacrificio de amor?, ¿Dios nos puede ayudar a perdonar?

Relacionó esta película con otra anterior del mismo director, Million Dollar Baby, y lo hizo para que viéramos la evolución -de una película a otra- del perdón y la culpa narrada por el mismo director.

Algunas ideas clave que pueden extraerse de Gran Torino, son las siguientes: «Hay una serie de vivencias o experiencias en la vida del hombre, que directamente vinculan con Dios y hacen que nos podamos plantear directamente esta pregunta ¿Dios existe? En la película Gran Torino el protagonista es como si se hubiera hecho y respondido él mismo esta pregunta y en las últimas escenas el director se plantea y plantea al espectador que «es posible la reconciliación cuando hay un sacrificio de Amor».

– La segunda película que comentó Peio Sánchez es una película finlandesa, que no se ha proyectado en salas pero que sí se puede encontrar en DVD. Se trata de Cartas al Padre Jacob(2009), de Klaus Härö. El tema es que un sacerdote ciego, al final de su vida acoge a una mujer ruda, ex presidiaria para que le acompañe y atienda en casa y, sobre todo, para que le ayude a leer y contestar la innumerable cantidad de correspondencia que recibe de sus parroquianos.

La mujer, cegada por odio o por envidia y celos de ese amor que tienen los feligreses al párroco, o el cariño con el que el sacerdote les contesta a todos, decide romper la conexión entre los feligreses y el párroco y tira todas las contestaciones del sacerdote al pozo. La gente, al no tener contestación deja de escribirle y el cura se queda sumido en una gran tristeza.

Se nos proyectó la escena final en la que la ex presidiaria, arrepentida y conmovida, le cuenta al cura ciego -como si fuera una carta más- su propia vida y le pide consejo. La pregunta clave a la que nos lleva esta escena es: ¿quien podría perdonarme? Y la conclusión que Peio Sánchez quiere que saquemos es: «Lo imposible para los hombres es posible para Dios».

– La última película de la ponencia de Peio Sanchez fue De Dioses y hombres, (Palma de Oro en el Festival de Cannes’2010). Descubrió el trasfondo teológico cristiano -perdonar al prójimo, incluido el matador, el verdugo- con imágenes sugestivas de gran belleza y emoción, pero opacas para espectadores con prisa, como somos a menudo algunos. Nos dejó visionar la escena de la última cena de los monjes -en Navidad- en la que ya han tomado la decisión de quedarse en el convento, sabiendo que los van a matar. Empieza con la alegría de saberse todos una comunidad, y se va transformando en seriedad, miedo o angustia, por la decisión que han tomado y poco a poco van serenándose y encontrando la paz porque saben que se han abandonado en las mejores manos: las de Dios.

Todo ello en una larguísima secuencia sin diálogo, con primerísimos planos de todos los actores y sonando como telón de fondo y ajustándose perfectamente a todos y cada uno de estos momentos dramáticos, la música de El Lago de los Cisnes, deTchaikovsky.

Otro símbolo del Renacer, la escena final de la película, en la que los monjes desfilan ante sus verdugos, en fila india, en silencio, sobre la nieve blanca. El fundido en blanco al final nos explicó que en «términos de cine» se debía entender como ir a la Vida eterna.

Aceptó que el uso de símbolos, propios del arte y del cine, dificultan la comprensión de estas obras y que, por tanto, hay que aprender a ver el cine, más allá del exceso de imágenes. El Dr. Peio Sánchez nos afinó la visión sobre estas películas que ganan dinero y tratan sobre temas trascendentes, como el perdón que, en definitiva, viene de Dios que redime la condición humana.

La 2 a Ponencia: Varias películas sobre experiencias de perdón en el ámbito de la sociedad civil

Jerónimo José Martín, crítico de cine y presidente del Círculo de Escritores Cinematográficos de España, fue contundente desde el inicio de su intervención: «el perdón es el gran tema del cine del año 2011», «o mejor dicho, para ser mas concretos, la caridad cristiana, y en consecuencia el perdón».

El cine contemporáneo se acerca mucho al «pedir y otorgar perdón» de Juan Pablo II, en contraposición a la Autoafirmación de las personas, es decir, la «exclusión» del otro. La idea contraria es «abrirse» a los demás, que implica una necesidad de reconocerse y pedir o dar perdón; o lo que es lo mismo, el acto positivo de amar a quien te ha ofendido. La visión cristiana del perdón lleva a ideas de desafío y de novedad liberadora, que se manifiesta en las relaciones humanas desde el punto de vista psicológico, social, religioso.

Junto al tema del perdón, el otro gran tema de este año en el cine es la paternidad/maternidad.

Hizo un resumen de las principales películas, que según él, tratan el tema del perdón. Entre otras, son éstas:

– En un mundo mejor, de Susanne Bier, Oscar 2011 a la Mejor película en lengua no inglesa, la consecuencia que se saca es que «si hay perdón, hay esperanza».
La Conspiración, (estreno en España el 2 de diciembre de 2011) último filme de Robert Redford, sobre el asesinato de Lincoln.
El estudiante, de Roberto Girault (2011). Película mejicana «muy cursi, pero muy buena»; trata sobre la incorporación de un anciano a la Universidad, como estudiante, y la relación que este anciano tiene con los otros universitarios. Estudiando El Quijote , «traduciendo» e interpretando los textos de Cervantes se llega al valor del perdón.
Pena de muerte, de Tim Robbins (1995). La visión del perdón y la pena de muerte.

– Invictus, de Clint Eastwood (2009), muestra cómo -a propósito de un filme histórico referido al primer presidente negro de Sudáfrica, Nelson Mandela- el perdón a nivel cívico y político trae paz y es necesario para la reconciliación de un pueblo dividido.
Verbo, de Eduardo Chapero-Jackson (española-2011)
La puerta de no retorno, de Santiago Zannou (española-2011)

Son of Babylon, de Mohamed Al-Daradji (2009), película iraquí rodada en modo de road movie. Una película singular, donde el tema del perdón (dar y ofrecer perdón) está presente en todo momento. Una abuela y su nieto buscan el cadáver del papá del niño en las fosas Comunes del Kurdistán.

– Criadas y señoras, de Tate Taylor (2011)

Crash, de Paul Haggis (2008)

– Y ensalzó mucho El árbol de la vida, de Terrence Malick, recién estrenada (2011)

Algunos de los anteriores filmes son de este año y juntan éxito de público y de crítica.

Hizo mención de filmes anteriores con similar planteamiento:
Tierras de penumbra, de Richard Attenborough (1993)
La vida es bella, de R. Benigni (1997)

Babel, de Alejandro González Iñárritu (2006)

Jerónimo José Martín encontró la base intelectual para sus análisis, en el artículo de Jaime Cárdenas: San Josemaría, maestro del perdón, «Romana», núm. 53, junio 2011, que también se puede encontrar en la página web del Opus Dei.

Se acabó esta primera parte con un animado coloquio que siguió durante el piscolabis que tuvimos a continuación.

La 3 a Ponencia: La película There be Dragons. Una experiencia sobre el perdón en la vida de san Josemaría Escrivá de Balaguer

El Dr. Josep Maria Caparrós, catedrático de Historia Contemporánea y Cine de la UB (Universidad de Barcelona), presentó la última ponencia sobre: el perdón en San Josemaría Escrivá, a través del análisis de la película There be Dragons.

Adjuntamos un resumen de sus palabras:

La tercera ponencia de esta Jornada sobre El perdón en el cine, trata de una coproducción hispano-estadounidense: There Be Dragons (2011). Es co-productor, guionista y realizador el británico Roland Joffé.

Se centra en la figura de Josemaría Escrivá de Balaguer -ahora santo canonizado-, durante la Guerra Civil española, si bien no se propone hacer un diagnóstico del complejo problema político y social durante ese conflictivo período.

Nacido en una familia de origen judío, Roland Joffé (Londres, 1945) es autor de una premiada trilogía: Los Gritos del silencio (1984), La Misión (1986) y La ciudad de la alegría (1992). Hay que mencionar también títulos tan acreditados como Creadores de sombras (1989), La letra escarlata (1995) y Vatel (2000). Ahora, después de hacer cintas menores y series para la televisión, ha vuelto a la pantalla grande con una obra ambiciosa, ya que toca temas tan trascendentes como la libertad, el idealismo político, la persecución religiosa, el amor, el amistad, el odio, la traición, los errores, la culpabilidad, el perdón, la reconciliación, el dolor, la paz: en definitiva, la búsqueda del sentido de la vida.

El primer guión de la película, original de la estadounidense Barbara Nicolosi, se había ofrecido antes a Alejandro González Iñárritu (Biutiful) y al cineasta británico Hugh Hudson (Carros de fuego). Pero al caer en manos de Roland Joffé, no sólo aceptó el proyecto, sino que reescribió totalmente el guión y se hizo co-productor.

Joffé, que se manifiesta agnóstico -de joven fue trotskista y se ha divorciado tres veces- ha hecho notar que el cristianismo predica el amor y que las enseñanzas de San Josemaría fomentan una relación con Dios a través de cosas muy sencillas: cocinar, dedicar tiempo a la familia o, incluso, tener una discusión. «Es una película sobre lo que significa ser santo hoy en día. La reconciliación importa. La vida es una oportunidad para amar. Es una elección, y uno se hace libre. El odio no te hace más libre. Cuando amas de verdad, sientes como una ráfaga de libertad; piensas: Dios mío, he elegido esto y es precioso », concluyó. (En este sentido, véanse las declaraciones del mismo Roland Joffé al productor Ignacio Gómez-Sancha, en el libro 100 preguntas sobre Encontraràs Dragones», Madrid, Palabra, 2011).

Sin que el cineasta inglés quiera llevar al espectador a tomar partido con ninguno de los dos bandos de la Guerra Civil española, su voluntad de expresión es coherente con la actitud de san Josemaría, a lo largo de su vida, de respetar la libertad política de todos, de no hacer juicio en las materias opinables de la política, y de no hablar de la guerra y los factores que la provocaron. Además, no ignoraba que las causas de la contienda fratricida fueron muy complejas y que no se trataba de dos bandos bien definidos, sino que resultaron así por las circunstancias y que en cada uno de los sectores hubo gente idealista y honrada y otras personas que no merecían elogios. Él sabía bien que alguno de los chicos que iban con él, como por ejemplo Pedro Casciaro, fue víctima de represalias y de sospechas al llegar a la zona nacional porque su padre -de gran honradez- había tenido una actuación destacada en la República como hombre de izquierdas.

Se pone de manifiesto un principio por el que se ha regido la actuación de los primeros seguidores de san Josemaría: la libertad personal para formarse las propias opiniones y para vivir en el campo profesional, social, político, y también en los temas doctrinales que no sean enseñanza oficial de la Iglesia. En la película, los estudiantes que siguen a San Josemaría expresan distintas interpretaciones sobre las causas y los problemas que se manifiestan en la España de entonces, y él da su opinión encaminada a mostrar comprensión hacia los que tienen actitudes violentas contra la Iglesia, y en sus explicaciones aparecen los criterios que ha seguido siempre: que la Iglesia no debe aliarse con ningún partido político y tiene que evitar que pueda dar la impresión que está con uno de los dos bandos -el de la derecha- donde hay, entre otros, los conservadores y los ricos.

Sin caer en el fácil maniqueísmo ni en la parcialidad habitual en estos temas, Encontrarás Dragones es una película que hace reflexionar seriamente al espectador y, por su profundidad y dinamismo, suscita también el interés del gran público. Es más, la película posee un inicio francamente exitoso, al tiempo que nos introduce en el drama que veremos después. Además, las escenas íntimas son muy acertadas, sobre todo los pasajes de Barbastro y Madrid. Se nota que detrás de la cámara hay un maestro: Roland Joffé. El director ha hecho una obra magistral, de la altura artística de The Killing Fields y The Mission. Quién sabe si podría volver a optar a los Oscar de Hollywood.

El guionista y director insiste con mucho respeto y acierto intelectual, sin mentalidad de prédica, por medio de metáforas inteligentes y situaciones dramáticas, en la idea principal que presenta la película: el perdón. Sobre todo en la sociedad contemporánea, que difícilmente perdona y olvida. Un tema que ya estaba presente, a modo de constante creadora, en su citada trilogía.

Se trata, en definitiva, de un relato inspirado en hechos reales, pero novelado en ocasiones. Un relato ejemplar, alejado de las biografías de santos a los que tiempo atrás nos tenían acostumbrados el cine español y también las películas norteamericanas.

Ha tenido que ser un veterano cineasta británico, de origen judío y francés, que nos acercara con máximo rigor en un tema tan polémico como la Guerra Civil española y la persecución religiosa que tuvo lugar.

En There Be Dragons se intuye algo de todo esto, como en los jóvenes estudiantes que acompañaron a Josemaría al inicio del Opus Dei y en el Paso de los Pirineos, es decir, los Caminos de Libertad que hoy conmemoramos en Andorra en esta V Jornada.

Clausura

Presentó la 3 a ponencia e hizo la clausura, Mercè Betriu, vocal de la Asociación de Amigos del Camino de Pallerols de Rialb a Andorra, de la que hacemos un resumen:

Dio las gracias -en nombre de la asociación- a todas las personas que con su trabajo y esfuerzo, han hecho posible esta V Jornada de Caminos de Libertad a través de los Pirineos; a las autoridades andorranas que dieron la bienvenida; al Comú de Sant Julià de Lòria por la cesión del Auditori Rocafort; a todos los asistentes -algunos de los cuales habían venido de muy lejos-, y finalmente a los tres ponentes por sus magníficas intervenciones.

El perdón es una de las acciones humanas más difíciles. La injusticia provoca una reacción intensa, y a menudo parece que perdonar sería un error, como si se tratara de una aprobación de la agresión.

En sintonía con el concepto -repetido muchas veces por los ponentes- de que el perdón es consecuencia del amor, recordó unas palabras de San Josemaría Escrivá: nunca necesité aprender a perdonar, porque Dios me enseñó a amar.

Acabó la clausura, invitando a todos los asistentes a unirse a las numerosas actividades que ofrece la asociación y especialmente a los actos que celebraremos el próximo año 2012 -entre los que destaca la Fiesta del Encuentro de la Rosa, en Pallerols de Rialb- en el 75 aniversario del paso de san Josemaría por las tierras de la Baronia de Rialb, el Alt Urgell y Andorra.

Nota.- Agradecemos a Mario Clavell, miembro destacado de la Asociación Galega de Amigos do Camiño de Santiago i Chus Del Barrio, asidua asistente a las actividades que organiza la asociación -y que asistieron a la V Jornada- las crónicas que nos han enviado y que nos han servido para confeccionar los resúmenes de las dos primeras ponencias.