El día 4 de diciembre, se hizo la presentación del libro, «Andorra: terra d’acollida», de Alfred Llahí y Jordi Piferrer.
El acto fue presidido por el Obispo de Urgell y Co-príncipe de Andorra, Mons. Joan Enric Vives.

El libro trata del paso de san Josemaría Escrivá de Balaguer por las tierras de Andorra, del 2 al 10 de diciembre del año 1937, cuando hubo de marchar de la zona republicana por la persecución religiosa de la época.

La presentación se hizo el mismo día y en el mismo lugar – justamente 70 años más tarde – que san Josemaría estuvo visitando a los monjes benedictinos de Montserrat que vivían allí y tenían el colegio de Meritxell. Días más tarde celebró también en el mismo lugar la misa; concretamente los días 5 y 6 de diciembre de 1937.

El acto fue presidido por el Obispo de Urgell y Co-príncipe de Andorra, Mons. Joan Enric Vives, que hizo también el prólogo del libro. Acompañaron al Co-príncipe, el ministro de Cultura i Universitats d’Andorra, Sr. Juli Minoves, y el Cónsul Mayor de Escaldes-Engordany, Sr. Antoni Martí. En total asistieron unas 150 personas. Entre ellas había el Vicario del Opus Dei en Catalunya, Dr. Antoni Pujals.

A continuación hacemos un resumen de los parlamentos que se hicieron en la presentación, y adjuntamos unos recortes de alguna prensa local sobre este acontecimiento.

Alfred Llahí inició la presentación haciendo un poco de historia sobre la génesis del libro, que ha supuesto más de tres años de trabajo, justificando su interés en escribirlo, entre otras cosas, por el hecho de ser pariente de la familia propietaria del hotel Palacín en Escaldes, donde estuvo alojado san Josemaría durante aquellos días de 1937. Hizo un breve resumen del libro haciendo hincapié en que además de narrar la historia del paso de san Josemaría por Andorra, el libro aporta interesantes datos sobre la Andorra de los años 1937: sus costumbres y tradiciones, la llegada de los gendarmes franceses, las relaciones con los gobiernos nacional y republicano de la España de aquellos tiempos, etc. Para acabar su intervención agradeció a las autoridades y a todos los asistentes su presencia, y también a todos aquellos que con su colaboración han hecho posible la edición del libro.

Ya que la duración de cada intervención había de ser necesariamente corta, Jordi Piferrer se centró en un solo tema: el por qué de la venida de san Josemaría a Andorra. Desde diferentes puntos de vista y aportando documentos históricos, mostró que su paso por Andorra fue motivado únicamente por hacer la voluntad de Dios y rechazó el título de un diario que días antes había escrito que el paso de san Josemaría por Andorra era «para unirse al bando nacional». Según Piferrer, este planteamiento no se adapta a la realidad ya que está hecho en clave política y por esto mismo le falta objetividad histórica. Añadió que hay mucha documentación para conocer con exactitud la realidad de esta expedición.

El Cónsul Mayor de Escaldes-Engordany, Antoni Martí, dio las gracias a los coautores del libro por el profundo estudio que han hecho y por la repercusión que tendrá en el conocimiento de Andorra en todo el mundo. Destacó que la venida de san Josemaría Escrivá es «uno de los hechos históricos más importantes para Escaldes-Engordany y para el país».

El ministro de Cultura i Universitats, Juli Minoves, recalcó la apertura de Andorra a todas las personas, sin hacer diferencies de cultura, religión, raza o pensamiento político. Todos en Andorra fueron bien acogidos sin preguntar de qué bando eran o qué opción política tenían.

Finalmente habló el Obispo de Urgell, que insistió en la dimensión espiritual del viaje de san Josemaría, señalando este camino como un «camino de amor». Recalcó también el espíritu de apertura de los andorranos que fueron capaces de atender a cualquier persona necesitada y pidió que este mismo espíritu de acogida se practique también de nuevo en los tiempos actuales. En este sentido, recordó la labor de los sacerdotes que havia en Andorra el año 1937 y su espíritu de servicio y de amor a los demás. También explicó cómo la dimensión universal del santo hará que a través del libro mucha gente conocerá Andorra, de manera que el libro será también un embajador del país andorrano en todo el mundo, ya que según los autores se traducirá a muchos idiomas. Acabó con una súplica a San Josemaría para que interceda por Andorra, de manera que sea fiel a sus raíces cristianas.

Al final del acto, el Comú d’Escaldes-Engordany, invitó a todos los asistentes con una copa de cava. El día 30 de noviembre hubo una rueda de prensa con la asistencia de todos los periódicos del país, así como de la radio y la televisión andorrana.