El día 9 de octubre hemos estado trabajando 30 personas en el Camino de Andorra

El objetivo de los trabajos a realizar el sábado 9 de octubre, era colocar el último rótulo que nos faltaba para tener señalizados los 100 Km del Camino de Andorra, que va desde Oliana hasta Andorra, pasando por Pallerols de Rialb.

Aprovechando que un grupo de 15 chicos procedentes de Pamplona querían venir a Pallerols para pasar unos días de convivencia y de estudio, les propusimos que colaboraran en la señalización del tramo Baridà-Noves de Segre. Aceptaron encantados y así surgió esta magnífica colaboración.

Fuimos en total 30 personas: 15 de Pamplona y otras 15 de Lleida y Barcelona.

Del grupo de Lleida destacamos la presencia del matrimonio Emilio i Eva con sus tres hijos Emilio, Marc e Ignacio.

Transcribimos a continuación la crónica que nos envía el grupo de Pamplona.

Aprovechando los cuatro días del puente del Pilar, en el club Lantegi (Pamplona) decidimos ir a Pallerols con un grupo de chicos de 4o de ESO y 1o de bachillerato para conocer un poco más del paso de los Pirineos que hizo san Josemaría y pasar unos días inolvidables en un entorno maravilloso. Nos alojamos en el refugio junto a la iglesia, muy cómodo y perfectamente equipado, lo que nos permitió revivir con más cercanía la experiencia de san Josemaría.

El sábado 9 de octubre nos unimos a otro grupo de voluntarios para ayudar en labores del mantenimiento del camino. Hicimos en sentido inverso parte del descenso de la montaña de Ares repintando señales y desbrozando, lo que nos hizo más amena la fuerte subida desde la cantera de Noves de Segre hasta la Borda de Baridà. Al llegar a la Borda nos obsequiaron con una suculenta comida: butifarras, costillas de cordero y setas recién cogidas; y de postre una excelente coca catalana. Después de toda la mañana de trabajo una comida tan buena y sustanciosa se agradecía mucho, y la disfrutamos aún más por la buena compañía y la belleza del lugar. En todo momento de los cuatro días pasados allí nos sentimos muy bien acogidos y tratados, pero desde luego esta comida fue uno de los momentos en los que más lo notamos.

Antes de cenar, ya de vuelta en Pallerols, Ramon nos contó los detalles de los días pasados allí por san Josemaría y vimos un documental muy bien hecho y muy recomendable para conocer bien la historia del paso de los Pirineos.

El día siguiente, domingo 10, lo pasamos tranquilamente en Pallerols, porque había que sacar tiempo para estudiar. Por la tarde nos acercamos a la Cabaña de San Rafael, una visita que vale mucho la pena, a escasa distancia de la iglesia.

El lunes decidimos ir a Andorra para disfrutar de las vistas de los Pirineos y conocer mejor el lugar al que llegó san Josemaría después de las largas jornadas de caminata. Estuvimos en los lagos de Tristaina, incluso algunos valientes subieron este pico, un lugar de una belleza impresionante. Por la tarde fuimos a rezar a la iglesia de Sant Esteve de Andorra la Vella, la iglesia donde san Josemaría celebró la Santa Misa el 4 de diciembre de 1937, uno de los 9 días que permaneció en Andorra después de cruzar la frontera. Los demás días celebró la Misa en Escaldes-Engordany. Acabamos este día visitando algunas calles céntricas de la capital andorrana y ya tarde regresamos a Pallerols, nuestro campamento base.

Después de estos días tan intensos, el martes tocaba emprender la vuelta a Pamplona, con pena por lo poco que ha durado nuestra estancia en Pallerols, pero con muy buen recuerdo de lo bien que lo hemos pasado y con muchas ganas de volver.