10 jóvenes gerundenses en Pallerols

Invitados por Mn. Eduard de Ribot, rector de la parroquia de Arbúcies, en la tarde del domingo de Ramos, 28 de marzo, ocho jóvenes de varios pueblos de Girona se dirigen en furgoneta hacia Pallerols de Rialb, en la comarca de la Noguera. Los intrépidos aventureros son: Ignacio Vila, Jaume Vila, Lluís Vila, Xevi Vila, Pere Busquets, Josep Sellas, Xavi Porras y Josep Ma Panadés.

La aventura comienza cuando poco antes de llegar a Pallerols y siguiendo las indicaciones de Google Maps, cogen un camino de tierra en muy mal estado. Nos lo cuentan así:

El camino es cada vez más complicado y al cabo de una hora de avanzar penosamente nos damos cuenta de que hemos tomado un camino equivocado. La noche es oscura, el combustible escasea y finalmente la furgoneta se detiene. La situación es delicada. Una llamada telefónica, y un ángel motorizado que responde al nombre de Ramon Camats se presenta con un formidable 4×4. En un par de viajes, nos traslada al refugio de Pallerols, mientras la furgoneta avanza prudentemente.

Allí, nos reunimos por fin con Mn. Eduard y Félix Sáez.

Lunes Santo (29 marzo)

La noche en el refugio podemos dormir bastante bien a pesar del concierto de diferentes tonos de los ronquidos de algunos amigos nuestros. Desayunamos y salimos hacia Les Masies de Nargó, desde donde empezamos a caminar hacia el hermoso lugar de Fenollet. A buen ritmo y con mejor espíritu, llegamos a nuestro destino hacia el mediodía, después de tres horas de peregrinación.

Allí, Ramón nos recoge con los coches y volvemos al refugio, donde saboreamos unos macarrones preparados por la madre del Félix, para los que los calificativos de deliciosos y exquisitos se quedan definitivamente cortos.

Tras la gratificante digestión, Ramón nos obsequia con una

detallada visita guiada de la iglesia de Pallerols y de la rectoría donde san Josemaría y los que le acompañaban pernoctaron en su camino hacia Andorra durante la Guerra Civil española. Completamos la visita con un logrado documental de dicho exilio del santo. Después oímos Misa en la misma iglesia.

Martes Santo (30 marzo)

Muy temprano, después de escuchar Misa y tomar un frugal desayuno, nos disponemos a afrontar la jornada más exigente de la aventura. Desde la carretera de Cabó, emprendemos una empinada subida por la montaña.

Llegamos a la cresta pasado el mediodía, donde se ubica el pueblo de Ares, antaño habitado. Paramos a comer en un recodo del camino, con unos bocadillos que nos hemos llevado. Rezamos el rosario y continuamos hacia Noves de Segre, donde llegamos al caer la tarde. Una caminata de 6 horas y 18 km de recorrido.

Allí nos espera la furgoneta aparcada por Ramon unas horas antes y volvemos a Pallerols.

Después de cenar, nos reunimos alrededor de la chimenea, donde Mn. Eduard nos cuenta algunas fascinantes anécdotas de su vida ministerial.

Miércoles Santo (31 de marzo)

Hoy el día ha ido sobre ruedas. Nos dirigimos a Andorra. Al llegar a la aduana tenemos algunos problemas para pasar pero al final ir con un sacerdote resulta ser el mejor pasaporte y salvador de multas.

Visitamos la parroquia de Sant Julià de Lòria y su iglesia, donde admiramos los armoniosos mosaicos firmados por el reconocido artista Marko Rupnik y la estatua en bronce de san Josemaría, de la artista Rebeca Muñoz, que recuerda el día 2 de diciembre de 1937 cuando llegó finalmente a Andorra después de 13 días de sufrimiento caminando por las tierras de la Baronia de Rialb y el Alt Urgell.

Después de comer en una terraza que tuvieron a bien prestarnos, nos despedimos de mosén Eduard y de Félix, y regresamos de nuevo a tierras gerundenses.

Si deseáis pasar unos días de agradable aventura, se recomienda vivamente este itinerario que va desde Oliana hasta Andorra atravesando ríos y montañas. Un total de 100 Km, con un desnivel acumulado positivo de 6.400 m y negativo de 5.900 m.