Una caminata para las familias

El pasado día 9 de octubre iniciamos las Caminatas del curso 2010-2011, desde el Pont de Peramola a Pallerols. Un día que amenazaba lluvia pero que transcurrió plácidamente, alternando sol y algunas nubes.

A las 10 de la mañana, de acuerdo con lo previsto, nos encontramos en Oliana unas 70 personas. La nota más característica de esta Caminata fue la gran cantidad de niños y niñas que asistieron. Contabilizamos más de 25, acompañados por sus padres que venían fundamentalmente del colegio Canigó, de Barcelona, coordinados por Ricardo Gómez, responsable del «Club excursionista familiar Canigó».

Se formaron dos grupos:

– Unos, que hicieron la totalidad del trayecto a pie (unas 5 horas), dirigidos por Jordi Pérez, Octavio Rico, Josep Vilaseca, José Juan Crespo y Gloria Gratacós con sus hijos Tomi y Javi, a los que seguían Pere, Javier, Félix, Àngels, . . . hasta 15 personas. Como es habitual, Dani Macià se entretuvo a lo largo de todo el trayecto en clasificar los pájaros que encontraba por el camino. Próximamente nos hará llegar la correspondiente crónica.

– Por otra parte, estaba el grupo más numeroso que hizo prácticamente todo el recorrido en coche, dirigidos por Luis Jaureguízar. Eran unas 50 personas, contando los niños.

– Jordi Piferrer iba en un coche todo terreno recogiendo a los rezagados o que mostraban signos de agotamiento. Con él iban Belén y Nacho Jaureguízar e Inés y Juan Gratacós que disfrutaron de lo lindo dando tumbos dentro del jeep a causa de lo accidentado del terreno.

Al llegar a Pallerols, pasadas las 5 de la tarde, Mn. Joaquim Monrós celebró una misa para los asistentes.

Como complemento de esta breve crónica, ajuntamos otra que nos envía Ricardo Gómez, del Club excursionista familiar Canigó.

Diario del excursionista: Primera etapa (09/10/10)

Quedamos todos en el Ayuntamiento de Oliana. Era un sábado por la mañana que aunque habían anunciado lluvia finalmente amaneció despejado y parecía que íbamos a tener un buen día de excursión. Nos encontramos a las 10 de la mañana un grupo de 12 familias de Canigó con hijos desde bachillerato hasta recién nacidos, aunque ganaron por mayoría las familias de la escuela infantil de Canigó. Esta primera salida fue de marcado carácter internacional pues hubo participantes de Polonia, Suiza y hasta de Namibia.

Iniciamos el trayecto en coche con el primer destino en la ermita de Castell·llebre. Antes de llegar nos dimos cuenta que para subir hacía falta un 4 x 4 como el de Toni y fuimos aparcando en diversas zonas para continuar el trayecto a pie. Después de una corta ascensión llegamos a la ermita desde donde se divisaba una magnífica vista del pantano de Oliana y del Segre. Allí los niños tuvieron la primera oportunidad de triscar por el monte… Desde allí tomamos rumbo a la Font del Cané, en Peramola. Los conductores de los coches bajamos con los niños más pequeños pero la mayoría de las madres entre las que estaban Itziar, Isabel, Pilar, Cinta, Lorela, Gloria y Sonsoles decidieron hacer el trayecto a pie. Antes de llegar a la Font del Cané pasamos por Can Boix donde Luis nos explicó las especialidades del lugar y del cual todos tomamos nota.

En la Font del Cané los niños fueron corriendo por todo el parque y algunos me contaron que habían visto hasta un escorpión… Josep y Gonzalo se fueron de excursión con varios de los niños para descubrir los alrededores. Una vez hubimos comido fuimos a visitar el pajar de Peramola donde San Josemaría pasó la primera noche del trayecto que realizó a través de los Pirineos. Mientras Julia hacía fotos, Jordi nos explicó a todos la historia. Posteriormente volvimos hacia los coches y al pasar David y yo pudimos coger algunos de los pocos higos que quedaban en una higuera que había en el camino.

Luis, armado de paciencia, siguió haciendo de guía a los coches que íbamos en dirección hacia Pallerols y al cabo de poco rato llegamos a la iglesia de Pallerols. Allí los niños continuaron haciendo labores de reconocimiento por la montaña subiendo y bajando mientras que Ma Ángeles y otros más vigilaban para que no se despeñasen. Uno de los momentos más celebrados por los niños fue cuando descubrieron un rebaño de ovejas que pasó junto a nosotros.

Mientras esperábamos, fueron llegando los que habían realizado el trayecto andando, de los cuales destacó Joan Carles totalmente preparado para la ascensión en bici a Montserrat del día siguiente. Antes de la Misa, Ricardo explicó a Szczepan, Gonzalo, Bea, Karsten, María y Helga la historia de la iglesia de Pallerols. A las 17 h pudimos tener misa en la iglesia gracias a Mn. Joaquim Monrós, que lo trajo Luis en coche desde Barcelona, mientras que María, Bea y Sonsoles cuidaban de las pequeñas del grupo. Al finalizar realizamos una visita guiada por la iglesia y el “horno” donde pasó la noche San Josemaría. El día acabó felizmente con una foto de grupo que se adjunta.

Nos vemos en la siguiente etapa.