En Fenollet pudimos descansar

A las 10 de la mañana del sábado 10 de enero nos encontramos en Coll de Nargó cinco caminantes para hacer la ruta prevista desde el río de Sallent hasta al río de Cabó, pasando por Fenollet. Toda la noche anterior estuvo nevando y continuaba haciéndolo por la mañana, de manera que se veía difícil poder hacer la Caminata.

Poco a poco había mensajes por el móvil avisando que fallaban algunos grupos. Los de Igualada avisaban que no venían, también lo hicieron los de Lleida, unas chicas de Barcelona tampoco venían y otros habituales de Barcelona, Girona o Manresa avisaban que no venían. En definitiva únicamente éramos cinco: Ignasi y Jordi, de Barcelona; Antoni y Oscar, de Les Masies de Nargó; i Josep, de Solsona. Nos dirigimos en un coche todo terreno hacia el río de Sallent, pasado el Puente del Codó. Allí, viendo que hacia el Barranc de Comalavall, a donde nos dirigíamos para ir a Fenollet, había mucha niebla y que estaba nevando, decidimos hacer una caminata de dos horas por el valle del río de Sallent. Durante tota la caminata continuó nevando.

Hacia a la una nos dirigimos en coche a Fenollet, donde pudimos ver el lugar en el que los expedicionarios de 1937 pasaron escondidos el día 29 de noviembre. Allí se nos unieron dos amigos nuestros: José Juan, de Barcelona i Pere, de Vic. Rosa, de Fenollet, nos preparó una estupenda comida: escudella, embutidos, ensalada, lomo y un guisado de jabalí. Postres, turrones, café, etc. etc. I así se nos pasó el frío. Os recomendamos que os acerquéis por Fenollet.

Determinamos que, ya que no se pudo hacer la Caminata prevista para este mes de enero, se trasladase al mes de febrero, que será el día 14.