Muchas personas de paises lejanos han visitado Pallerols durante este verano

Del 9 al 11 de septiembre estuvo en Pallerols un grupo de 9 estudiantes universitarios procedentes de Eslovaquia guiados por D. Santiago Fuertes, un sacerdote del Opus Dei que hace muchos años está en Bratislava.

Llegaron a Pallerols el día 9 por la tarde. Después de instalarse en el refugio, visitaron la iglesia y la rectoría de Pallerolls y pudieron visionar el documental del Paso de los Pirineos.

Durante la visita a la iglesia vieron el lugar donde san Josemaría encontró la rosa de Pallerols que fue para él una señal de que continuando su viaje hacia Andorra estaba haciendo la voluntad de Dios, cuando estaba lleno de preocupación por si estaba haciendo o no lo que Dios quería de él.

Junto a este lugar está una imagen de la virgen del Roser. A alguno de los asistentes le impactó saber la respuesta que dio D. Javier Echevarría, anterior prelado del Opus Dei, cuando un chico le preguntó: ¿Qué hay que pedirle a la virgen del Roser de Pallerols? y D. Javier contestó rápidamente: el camino personal, que podríamos traducir por: ¿cual es la voluntad de Dios para mí?

Al día siguiente, después de la meditación y celebración de la Santa Misa en la iglesia de Pallerols, hicieron el recorrido hasta la Ribalera, el lugar donde san Josemaría celebró la última misa antes de llegar a Andorra: 6 horas de largo camino, con lo que los chicos pudieron revivir una de aquellas difíciles jornadas del año 1937.

San Josemaría experimentó en estos lugares el continuo auxilio de Dios y de Santa María que le condujo con seguridad hasta una tierra donde pudo ejercer con libertad su ministerio sacerdotal.

Una experiencia análoga han vivido estos jóvenes eslovacos, que ha supuesto para ellos reafirmarse en la certeza de que Dios y su madre Santa María acuden siempre en nuestra ayuda en los momentos difíciles de nuestra vida.