Continúan las visitas de todo el mundo

El día 23 de agosto, hacia las 9 de la noche, llegó a Pallerols un grupo de 12 chicos de Bruselas (Bélgica). Venían de Madrid, de estar con el Papa Benedicto XVI, en la JMJ. Iban acompañados por Marco Signore y Bruno Debois.

Lo primero que hicieron fue visitar el «horno» y la iglesia, y hacia las 21:30 subieron a la Cabaña de San Rafael, por lo que hicieron este camino ya casi de noche. Durmieron haciendo vivac por la zona de Pallerols.

Al día siguiente tuvieron misa en Pallerols y las 10:15 de la mañana estaban en Peramola para visitar el Pajar y hacer la travesía desde Peramola a Les Masies de Nargó, superando la montaña de Aubenç.

A las 11 de la mañana salieron en coche hacia Torrent y de allí, a pie, hacia la Ribalera y Aubenç. El grupo estaba dirigido por Marco, mientras que Bruno los esperaría en Les Masies de Nargó, donde llegaron hacia las 11 de la noche, muy cansados ya que estuvieron caminando unas 12 horas bajo un sol muy fuerte y con poca agua.

Varias causas hicieron que llegaran tan tarde al puente del Codó: en primer lugar la fuerte subida de la canal de la Jaça que hizo que pararan a descansar un buen rato, después emplearon 1,5 horas buscando la Fuente del Prat, que no encontraron, -a las 7 de la tarde todavía estaban en la casa de Aubenç-. Finalmente en la bajada de Aubenç no encontraron las marcas azules y amarillas, continuando por la pista en lugar del sendero por el bosque, lo que hace invertir dos horas más de camino.

Al llegar al río de Valldarques, bajo el puente del Codó, durmieron allí mismo en el bosque haciendo vivac.

Por la mañana se bañaron en el río y después de desayunar continuaron su camino hacia Bruselas.

A pesar de las adversidades que sufrieron, los chicos quedaron muy contentos por la dureza de la caminata y con muchas ganas de volver de nuevo para hacer algún otro tramo del camino.

Por nuestra parte, nos hemos propuesto poner un rótulo indicando la Font del Prat y remarcar mejor el camino de bajada, en especial los puntos donde el camino cambia de dirección.