Ir a página inicio
HAZTE AMIGO HAZTE VOLUNTARIO HAZTE SOCIO
         
Ir a página inicio Ir a página inicio
Ir a página inicio
Quiénes Somos       Objetivos        Libros       Preguntas Frecuentes       Contacto
  Jornadas
y Estudios
Patrimonio
Cultural
 Medio
 Natural
 
Noticias      Vídeos      Agenda      Las Rutas      Historia      Pallerols      Blog del Caminante
Portada > Noticias > El Camino de Andorra a toda velocidad
Enviar a un amigoEnviar a un amigo
 
Versión ImprimibleVersión Imprimible
 
El Camino de Andorra a toda velocidad  Caminades - Ruta 3Caminades - Ruta 4Caminades - Ruta 5Caminades - Ruta 6    
46 km de recorrido en 10 horas    

insertar comentariosinsertar comentarios
ver comentariosver comentarios (8)

imagen1
     
El equipo de corredores: Edu, Josep, Martí y Alfons      

 

El pasado sábado 22 de abril, víspera de Sant Jordi, una expedición formada por cuatro montañeros igualadinos recorrieron a pie las tres últimas etapas del Paso de los Pirineos. Edu N, Gons V, Pep S y Martí R (quien escribe estas líneas) nos disponíamos a hacer simplemente una de las cosas que más nos gusta: correr por la montaña. Pero, ¿simplemente? No, claro que no. El Paso de los Pirineos nos brindaba la oportunidad de recorrer el camino que hizo san Josemaría a finales de noviembre de 1937.

Nuestro objetivo inicial: salir de Cabó a las 8h y llegar a Sant Julià de Lòria alrededor de las 18h. En total, unas 10 horas de marcha para salvar una distancia de unos 45 kilómetros y un desnivel positivo de casi 2900 metros. El tiempo previsto incluía el avituallamiento: hasta en 4 ocasiones, un equipo de refuerzo nos proporcionaría alimentos y bebida allí dónde el recorrido cruza por carreteras accesibles. Nada quedó al azar. El impulsor y guía de la expedición -Edu- llevaba entre sus provisiones unas cuartillas con la altimetría del recorrido y los tiempos que debíamos ir siguiendo.

Salimos a las 8,30h, algo más tarde de la hora inicialmente prevista. Con ánimo alegre y con buen tiempo, nos internamos por primera vez en los bosques y empezamos a seguir las marcas que señalan el camino. Enseguida nos enfrentamos al primer desnivel importante del día: el Ares, una montaña enclavada en el Valle de Cabó, con abundante vegetación mediterránea y vertientes muy empinadas. Estábamos frescos, así que la subida no supuso un gran esfuerzo.

Como suele ocurrir en la montaña, al llegar a la cima y volver la vista atrás, uno contempla entonces la belleza del paisaje y piensa que este mundo sigue valiendo la pena. A nuestros pies, el frondoso valle de Cabó; hacia el sur, el imponente valle del Segre. Gradualmente, vamos recuperando la respiración. Exponencialmente, nos va invadiendo la belleza del lugar.

Son las 10 de la mañana. El sol está en su sitio y nosotros también. Hacemos algunas fotos y seguimos.

Antes del sendero que baja hacia Noves de Segre, el camino que desciende desde la cima del Ares llanea durante un par de kilómetros, en los que el valle del Segre aparece ante nosotros en todo su esplendor. Hermoso paisaje!

El camino que seguimos hacia Noves de Segre es abrupto y baja por la montaña, que aquí aparece cubierta por una vegetación abundante, a base de pino, roble y boj. Al llegar al valle de Noves, nos queda un poquito menos de cartílago en la rodilla y una sensación de haber disfrutado la montaña en este primer tramo de la jornada.

Primer avituallamiento, junto a la carretera de Noves de Segre, un poco antes de Cal Pallarés. Pan, embutidos, bebidas isotónicas, frutos secos y hasta un melón! Octavio R, geólogo y experto del Paso de los Pirineos, nos da consejos para sortear los obstáculos del camino.

Tras recuperar fuerzas, emprendemos el trozo tal vez más monótono del trayecto: unos 11 kilómetros bastante llanos, que separan Noves de Segre de Aravell. El único componente de aventura de este tramo es que hay que cruzar varias veces el río Aravell. Valiéndonos de piedras fijas, conseguimos cruzar el río y llegar sanos, salvos y secos al pueblo de Aravell.

En Aravell toca el segundo avituallamiento. No tanto porque ya estuviéramos exhaustos -aunque, todo sea dicho, ya llevábamos recorridos unos 25 km-, sino para encarar lo que a partir de ahora se nos venía encima: la subida a la Collada de la Torre. El descanso del avituallamiento, las ganas de llegar a la meta y un par de trozos de melón, impulsaron a todo el grupo a seguir adelante con renovadas fuerzas.

La 1 del mediodía, con el sol a la espalda y un fuerte desnivel por delante. La llegada a la Collada se hizo larga y fatigosa. A pesar de las dificultades, no decayó el ánimo y nos acogimos a una de las máximas de la montaña: si hoy no ha podido ser, ya volveremos otro día, que la montaña no se va a ir.

La bajada por el denso bosque que lleva al barranco de Civís fue un paseo relajante y tranquilizador, sobre todo si se compara con la extenuante subida al collado. Descenso de 700 metros de desnivel en tan solo 3 kilómetros de recorrido. Pero allí, en la ribera del río Civís, nos esperaba el siguiente avituallamiento: espaguetis con tomate, filetes de lomo y más melón. Eran las 5 de la tarde. Con un apetito difícil de disimular, enseguida dimos cuenta de las vituallas.

Tras la subida de la Cabra Morta, pronto divisamos Argolell y, encima del pueblo, el Mas d'Alins, ya en territorio andorrano, el punto más alto del recorrido. Poco después del Mas d'Alins, pasamos junto a la ermita de la Mare de Déu de Canolich, donde estuvimos rezando un rato, recordando también el paso por allí de la expedición del 37. Cuando el coche-escoba subía en busca de los corredores, Edu y Gons ya estaban bajando hacia Sant Julià de Lòria, encarando las últimas curvas de la carretera que desemboca en la ciudad andorrana. A pesar del cansancio, tenían muy buena cara. Sin duda, era el claro reflejo de la satisfacción que se siente al ver cumplido el objetivo previsto: correr los casi 50 kilómetros que integran las tres últimas etapas del Paso de los Pirineos. Y todo, 46 kilómetros exactamente, en poco más de 8 horas en movimiento.

Un día duro, agitado, pero tremendamente gratificante. Ya en el coche, nos pusimos mutuamente al corriente de las diversas aventuras vividas durante la jornada. En silencio y con la calma del viaje, fuimos asumiendo la grandeza del Paso de los Pirineos. Volvíamos a Igualada. Un poco más cansados, sí; pero también un poco más valientes, un poco más amigos y un poco más cerca de san Josemaría.

 

   
     
Ir al texto  Ir al texto 
   
En el collado de Ares. Al fondo, el valle de Cabó: inicio de la caminata de hoy
 - En el collado de Ares. Al fondo, el valle de Cabó: inicio de la caminata de hoy
   
   
     
Saliendo del pueblo abandonado de Ares
 - Saliendo del pueblo abandonado de Ares
   
   
     
Antes de llegar a Noves de Segre
 - Antes de llegar a Noves de Segre
   
   
     
Un avituallamiento
 - Un avituallamiento
   
   
     
Final del recorrido: el oratorio de Canòlich, en Fontaneda (Sant Julià de Lòria-Andorra)
 - Final del recorrido: el oratorio de Canòlich, en Fontaneda (Sant Julià de Lòria-Andorra)
   
   
     

Algunas Notas Técnicas

La idea era hacer una maratón de montaña, por lo tanto menos 42 km y 2500 mts de desnivel.

El recorrido final fueron 46 km y 2900 mts de desnivel positivo, en un tiempo total de 10 horas.

Sábado 22 de Abril de 2017, de 8h30 de la mañana a 18h30 de la tarde.

Alrededor de una hora y cuarto estuvieron parados en tres avituallamientos, en el km 15, 27 y 38 justo donde nos cruzamos con las carreteras de Noves de Segre, Aravell y Os de Civís.

También hay que incluir una media hora más de paradas, al hacer fotos, descansos, esperas, etc ... ya que no era una carrera competitiva sino de disfrutar de la experiencia y el paisaje.

Por tanto, el tiempo real en movimiento fue poco más de 8 horas. En las subidas básicamente caminando, y en las bajadas y tramos llanos a un ritmo de trote suave, pero corriente.

 

 

Km

Tiempo Movimiento

Avituallamiento

TOTAL

Cabó

0

 

 

 

Noves de S.

15

2h40m

20m

3h00m

Aravell

27

1h40m

30m

5h10m

Río de Civís

38

2h30m

20m

8h00m

Fontaneda

46

2h00m

 

10h00m

Totales

46 

8h50m

1h10m

10h00m

 

Adjunto el track y un link a los datos Strava

 https://www.strava.com/activities/953352975

Respecto al track, sigue las marcas originales, pero hay que remarcar varias cosas:

a) En la zona del Golf de Aravell, lo pasamos por la izquierda, es decir siguiendo la carretera del pueblo. Una vez cruzado el río por última vez, salimos de las marcas por una pista a la izquierda y vamos a buscar la carretera de San Juan del Erm, 200 mts después del cruce. Y allí, siguiendo la carretera, hasta la granja pasado el golf donde volvemos a ver marcas y se toma la pista que sube a Cal Roger y Collada de la Torre.

b) En el collado de la Cabra Morta, hubo un momento que nos salimos del camino hacia la derecha, cuando se ve el pueblo de Argolell abajo. Recuperamos el track, subiendo montaña arriba por la izquierda.

c) La ruta acaba pasado Mas Alins. Allí, dejamos las marcas para bajar por la carretera asfaltada que el Coll de la Gallina hasta llegar a Fontaneda, final de trayecto.

d) El resto, creemos que sigue fiel el camino, aunque a ratos, sobre todo la subida al Coll de Ares se pierden las marcas y se va un poco por donde se puede, ya que de hecho no hay camino marcado.

 




   

 8 Comentarios
   
  Autor José Monsalvo Sánchez | 04/05/2017
   Comentario Tremenda caminata, y magníficos los paisajes recorridos. Me gustaría saber las alturas sobre el nivel del mar por las que se hizo el recorrido, para acomodarlas a las altitudes por las que solemos caminarJ65T34 acá en el Trópico. Felicitaciones.
   
  Autor Tino | 04/05/2017
   Comentario Felicidades a estos fantásticos deportistas!!!
Gracias por hacernos partícipes a los que nos metemos en la Web
   
  Autor Marc Nafría | 03/05/2017
   Comentario Enhorabona sou uns cracks!!!!!
   
  Autor Guillem Aramburu | 03/05/2017
   Comentario Impressionant testimoni, moltes gràcies. Gràcies Sr. Quico per aclarir-ho, jo hauria dit que Gons derivava del nom Gonçal.
Doncs, Alfons i amics Igualidns, l'enhorabona per la gesta des del Club muntanyenc de Sant Cugat.
   
  Autor Octavio | 03/05/2017
   Comentario Quiero aclarar que, aunque sólo me dediqué a asegurar los avituallamientos en los puntos previstos, disfruté tanto como ellos de esa grandísima aventura. Por eso, cuando intenten el recorrido completo, ya saben que pueden contar de nuevo conmigo. Tampoco faltarán los melones, que tanto alivian las fatigas de los corredores.
   
  Autor Quico Vila | 03/05/2017
   Comentario Felicito als igualadins
Voldria aclarir que Gons vol dir Alfons
   
  Autor Ignasi Focada | 03/05/2017
   Comentario Felicitats i gràcies per haver-ho fet. !!!!
   
  Autor TC | 03/05/2017
   Comentario Enhorabona, valents... ara ja sabeu perquè és tan dur el Pas dels Pirineus... A veure si aviat ho podeu fer tot sencer d'una tirada!!!
   
   
    Insertar comentarios
Autor  
Comentario  
     
    Código de seguridad
Cambiar codigo
    Introduzca el código de seguridad, por favor

   
     


Sant Julià de Lòria, 30 de abril de 2017
©2017. Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra



   
Associació d'Amics del Camí de Pallerols de Rialb a Andorra.   Av. Diagonal, 620, 1er. 2a, 08021 - Barcelona (Espaňa) . Tel.: (+34) 629 910 612